Mary Carey tiene 26 años y no es la primera vez que intenta suceder al actor, pero ahora tiene nuevos pechos, cambió su color de pelo y perdió peso.

"Creo que ahora soy más seria. Como pueden ver, también me visto de forma más correcta. Además, tengo mechas marrones en mis cabellos, porque las morenas son tomadas más en serio", dijo Carey.

Y aquellos no son los únicos cambios. Desde hace cinco dí­as, Carey, que se llama en realidad Mary Ellen Cook, también dejó de beber, para estar en forma para la campaña. Al igual que Schwarzenegger, quiere suspender su carrera cinematográfica si llega a ser gobernadora.

Carey pide dinero a sus fans y se muestra ligera de ropas en Internet, incluso con curiosos cortes publicitarios. Su propuesta de administración, resumida en ocho puntos, incluye la legalización del matrimonio gay, el nombramiento de estrellas porno como embajadores de la ciudad y la instalación de una red de webcams en la residencia oficial para que los navegantes puedan "ver a la gobernadora en acción".

"Para mí la política es como el sexo, me gusta estar siempre arriba", asegura a quien la quiera escuchar.

Más allá de las buenas intenciones, lo cierto es que aún no saber si podrá presentarse en las elecciones de noviembre. Hasta hora, logró reunir sólo 40 firmas y necesita conquistar el apoyo de 164 mil californianos.

This is cache, read story here